Infidelidad

Una de las principales razones por las que una persona decide romper con su pareja, es la infidelidad. Este hecho, o la sospecha del mismo, hacen perder la confianza del que los sufre, hacia su pareja.

Sin embargo, y en nuestra trayectoria profesional, hemos podido ver que ante una situación de sospecha de infidelidad, lo que más inquieta a la persona que lo sufre, es la incertidumbre de no saber si está en lo cierto o sus sospechas no tienen fundamento, necesitan conocer la verdad, tener la seguridad de que no se equivocan para así sentirse segura a la hora de tomar una decisión respecto a su pareja.
Es aquí donde nosotros podemos ayudar, aportando las pruebas necesarias para demostrar la infidelidad o en su defecto desmentir la misma.

En muchas ocasiones, cuando las sospechas son positivas, el cliente decide romper con su relación sentimental, aunque no siempre es así, a veces esto sirve para que la pareja se plantee su situación, analicen sus problemas y se den una segunda oportunidad. Cuando el resultado es negativo, ayuda a recuperar la confianza con la pareja.