Custodia hijos

Cuando el vinculo entre una pareja se rompe y fruto de esa relación, existe uno o más hijos en común, Los cónyuges pueden acordar por convenio, o el Juez decidir en su caso, sobre la custodia de los hijos.

Aunque con el paso del tiempo cada vez se contempla más la custodia compartida entre ambos padres, actualmente la más usual, es la de conceder la custodia del menor o menores a uno de los padres, teniendo el otro progenitor derecho a un régimen de visitas, normalmente consistente en alguna visita durante la semana, un fin de semana completo cada quince días y el tiempo correspondiente a los periodos vacacionales.

Hay muchos padres que en esta situación, se muestran preocupados por el hijo o hijos que tienen en común, pues piensan o tienen sospechas de que durante el periodo que estos pasan con el otro progenitor (sea el que tiene la custodia o no) no son atendidos como deben.

Les preocupa distintas situaciones, algunas personas les inquietan el trato personal hacia el menor, otras desean conocer si en el periodo de tiempo que está con el otro progenitor, este cumple con sus obligaciones. Otras veces son problemas de drogadicción, alcoholismo o similares, los que lleva a uno de los padres a no confiar en el otro en lo que se refiere al cuidado y educación de los hijos comunes.

En la mayoría de las ocasiones, el cliente que contrata a un detective para un tema de custodia de hijos, lo realiza con el objetivo de aportar pruebas para solicitar algún tipo de modificación referente a la custodia e incluso intentar solicitar la misma a favor del demandante, ya que este considera por ciertas circunstancias que los descendientes podrían estar mejor atendidos bajo su tutela.