Conducta hijos

En ciertas ocasiones, los padres, empiezan a observar ciertos comportamientos “extraños” por parte su hijo o hija, lo cual hace que estos tengan cierta inquietud y se preocupen por la situación, ante la sospecha de que este comportamiento puede ser derivado por problemas de drogadicción, alcoholismo, ludopatía, malas compañías, actividades peligrosas …) hechos que evidentemente el afectado niega.

Los padres se sienten indefensos ante ciertas situaciones ya que lo que ellos desearían, es conocer con exactitud si existe alguno de estos problemas y de esta manera plantear la situación en la que se encuentran y buscar una solución.

Son muchos los casos en los que, ante la prueba obtenida por la agencia de detectives, el hijo reconoce el problema y a partir de entonces es cuando acepta la ayuda que sus progenitores les ofrecen.