Competencia desleal

Se considera competencia desleal, a situaciones en la que una persona física o jurídica, aprovecha ciertos conocimientos sobre una entidad, para llevar a cabo ciertas actuaciones que le aporten ventajas en el mundo laboral.

El concepto de competencia desleal es muy amplio ya que se considera desleal todo comportamiento que resulte objetivamente contrario a las exigencias de la buena fe. La Ley actual incluye entre éstos los actos de confusión y engaño.

La regulación de la competencia desleal comprende también la protección de la divulgación o explotación, sin autorización de su titular, de secretos industriales o cualquier otra especie de secretos empresariales a los que se haya tenido acceso legítimamente, si bien con deber de reserva.

Los casos más comunes de competencia desleal, los protagonizan socios o empleados que con los conocimientos adquiridos en su empresa actual, actúan de mala fe y se benefician de esta información, en muchos casos constituyendo una nueva sociedad, (bien a su nombre o al de algún familiar) dedicada a la misma actividad, compitiendo de manera fraudulenta y perjudicando a la primera con la perdida de muchos de sus clientes.

Como en la mayoría de las circunstancias, para poder denunciar el fraude por competencia desleal, es importante que el que los sufre, pueda aportar información y pruebas que acrediten los hechos.