Bajas Fingidas

Dispone el artículo 128.1 de la Ley General de la Seguridad Social que “Tendrán la consideración de situaciones determinantes de incapacidad temporal: las debidas a enfermedad común o profesional y a accidente, sea o no de trabajo, mientras el trabajador reciba asistencia sanitaria y esté impedido para el trabajo…

La situación de incapacidad temporal es aquella situación en la que el trabajador se encuentra incapacitado temporalmente para la realización de su trabajo, y esta incapacidad temporal está motivada por la necesidad de un tratamiento médico, o bien por una enfermedad común o profesional, o por accidente ya sea de trabajo o no…

El trabajador no puede durante ese periodo realizar trabajos ni tareas incompatibles con su estado, sean por cuenta propia o ajena. Es obligación del trabajador la colaboración activa en su proceso de recuperación…

Se considera falta muy grave, la situación de incapacidad temporal o baja laboral fingida o maliciosamente provocada. La consecuencia de cometer una falta muy grave, puede conllevar desde la suspensión de empleo y sueldo de once a sesenta días hasta un despido procedente, sin que el trabajador tenga derecho a ningún tipo de indemnización.

En nuestra larga trayectoria, hemos podido comprobar que ante una situación de baja laboral fingida, el mayor perjudicado es el empresario al que suele originar un daño patrimonial, así como problemas funcionales y operativos, además de dinerarios.

Cuando existe una conducta ilícita en la declaración y/o continuación de la incapacidad temporal, y para poder llevar a cabo la sanción correspondiente (habitualmente el despido del empleado) es importante contar con las pruebas suficientes que acrediten que nos encontramos en una situación de “baja laboral fingida”, para lo cual habrá que dotarse de argumentos y apoyos que lo demuestren.

El detective privado, está habilitado para realizar las actuaciones pertinentes y llevar a cabo la investigación necesaria para demostrar estos hechos.

Demostrar que la Incapacidad Temporal por enfermedad o accidente es fingida, es posible cuando, el empleado utiliza su periodo de baja laboral para trabajar en otro lugar o bien cuando realiza actividades incompatibles con la causa que teóricamente le impide llevar a cabo su trabajo habitual.